Pronunciamiento sobre las elecciones complementarias para regidores en Lima Metropolitana

download 40 x 40

Las elecciones de hoy domingo 24 de noviembre son la secuela de un intento de revocatoria a la alcaldesa de Lima, Susana Villarán, plagado de irregularidades y que perseguía adelantar las elecciones municipales, buscando que el ex alcalde Luis Castañeda Lossio volviera al gobierno de Lima. Al no lograrlo, se abstuvieron de participar hoy.
La ciudadanía ha ido a votar con gran apatía política y comprensible molestia, pues es muy difícil de entender que los regidores accesitarios deban ser reemplazados. El proceso de la revocatoria de Lima nos muestra que se requiere una reforma electoral que corrija los errores de dicho mecanismo de participación, de modo de no afectar innecesariamente la gobernabilidad democrática, ni discriminar a Lima en cuanto al número de firmas necesarias; así lo piden todos lo organismos electorales y los especialistas en la materia.
La población ha cumplido con su obligación de votar y es un logro de las autoridades electorales que se hayan instalado todas las mesas de votación. Sin embargo, queremos señalar que estas mismas autoridades electorales han debido hacer un esfuerzo mayor por promover un debate, ya que elegir a 22 regidores en Lima tiene una significativa importante para el gobierno de la ciudad. Pero al propio tiempo queremos formular una autocrítica pues los partidos participantes también hemos debido aprovechar esta oportunidad para discutir el futuro de la ciudad.
Queremos reconocer el esfuerzo de todos los militantes de Fuerza Social y de la Confluencia, que han defendido los votos obtenidos por Tierra y Dignidad, que es la denominación que utilizó esta vez la confluencia de partidos de izquierda que ha sustentado la gobernabilidad de Lima en estos tres años.

Respaldamos firmemente a la alcaldesa Susana Villarán y el acuerdo por Lima firmado por todas las fuerzas políticas que participan en esta elección y que respaldaron la campaña del No a la revocatoria. Los compromisos asumidos en dicho acuerdo serán la base del buen gobierno de la ciudad, que asegure la culminación de la reforma del transporte, los proyectos de inversión privada, la consolidación del Mercado Mayorista, la implementación del programa Barrio Mio, la ampliación de los espacios públicos (costa verde y río verde) y el mejoramiento de los hospitales de solidaridad. Confiamos en la madurez de todas las fuerzas políticas que han llegado al Consejo de Lima y esperamos que los partidos de oposición fiscalizarán y criticarán, pero no obstruirán las reformas que la Municipalidad Metropolitana de Lima ha puesto en marcha.

Lima, 24 de noviembre de 2013

Comisión Política de Fuerza Social