Ideario del Partido Descentralista Fuerza Social

46589_430048242615_4183230_n 2

download 40 x 40

PRESENTACIÓN

El presente documento describe las ideas básicas y los principios que guían y animan al Partido Descentralista Fuerza Social. Este Ideario presenta los principales conceptos y planteamientos surgidos al interior del Partido y son el producto de una reflexión colectiva sobre la responsabilidad que tenemos todos los ciudadanos y las ciudadanas de involucrarnos activamente en la vida política nacional.

Fuerza Social surge para responder al desafío de renovar y revalorar la política, revitalizar la vida partidaria y recuperar la confianza de la ciudadanía. Tenemos la convicción de que es posible construir una sociedad auténticamente democrática, próspera e inclusiva, con ciudadanos y ciudadanas con valores éticos que ejerzan a plenitud todos sus derechos. Nuestro partido ha adoptado una manera de hacer política diferente y hemos diseñado una estructura organizativa democrática y descentralizada, de tal forma de incorporar plenamente en nuestro quehacer a la diversidad de agendas y de procesos que se entrelazan en la sociedad peruana.

El proceso de creación del Partido Descentralista Fuerza Social tuvo una clara expresión en el surgimiento y fortalecimiento de los partidos regionales y en la configuración de un nuevo mapa político nacional con las elecciones regionales y municipales del 2006, donde lograron la conducción de 18 de los 24 gobiernos regionales y la mayoría de las provincias y distritos del país. Fuerza Social surge como alternativa frente a la crisis de los partidos tradicionales de derecha e izquierda, cuyas causas centrales son la separación de la ética y la política, el carácter centralista de sus propuestas y estructura organizativa, y la incapacidad para ofrecer un nuevo proyecto nacional como alternativa de cambio para construir un país de crecimiento sostenible y equitativo.

La construcción de Fuerza Social es un proceso inédito, creativo e innovador que surge desde las provincias y busca articular a los movimientos regionales en una nueva representación política nacional descentralista y descentralizada. Esta nueva representación nacional es (i) descentralista porque busca consolidar y hacer irreversible el proceso de descentralización como uno de los ejes centrales para alcanzar la justicia social, la consolidación de la democracia, el desarrollo equitativo y el logro de vida digna para todos los peruanos; y (ii) descentralizada porque se sustenta en partidos y comités regionales fuertes, con amplia autonomía de actuación y decisiones en el marco de las orientaciones nacionales. Esta es una necesidad ineludible que responde a la diversidad geográfica y cultural del Perú, e implica que las decisiones políticas nacionales se basen en características comunes regionales y en consensos amplios, complementadas con propuestas adecuadas a las características peculiares de cada espacio territorial. Esto es importante para canalizar lo que es una de las principales demandas de los pueblos para lograr su desarrollo sostenible y superar la exclusión.

Este es el momento para que todos los peruanos y las peruanas actuemos decididamente para cambiar la manera de hacer política en nuestro país. Por esto y para esto surge el Partido Descentralista Fuerza Social, cuyo Ideario presentamos a continuación.

UN NUEVO RUMBO PARA LA POLÍTICA Y UN NUEVO PROGRAMA PARA EL PAÍS

El Partido Descentralista Fuerza Social es portador de una ideología democrática que tiene como ejes centrales la defensa de la libertad, la igualdad de oportunidades, la superación de la pobreza, la protección de los más vulnerables, y el ejercicio práctico de una moral solidaria. Fuerza Social le dará a la política una dimensión ética, de transparencia y de responsabilidad. Sus principales preocupaciones son generar oportunidades de trabajo digno, mantener un crecimiento económico con equidad, asegurar el acceso a los servicios sociales de calidad, proteger los derechos humanos y rechazar la violencia y la discriminación en todas sus formas. Estas preocupaciones constituyen los principios ordenadores de la tarea programática y le dan sentido al quehacer organizativo y educador del partido.

El Partido Descentralista Fuerza Social postula que la democracia es el único sistema adecuado para avanzar hacia el bienestar y la prosperidad para todos y todas.

Rechazamos el autoritarismo en todas sus formas, así como el ejercicio arbitrario y sin contrapesos del poder político. La democracia es, en esencia, una cultura de respeto al otro, de búsqueda y apertura al diálogo a pesar de las diferencias. Bajo esta premisa, la democracia implica el respeto a la ley por parte de la ciudadanía y responsabilidad en el ejercicio del poder por parte de las autoridades legítimamente elegidas. No debe confundirse autoridad con autoritarismo ni distorsión de la voluntad popular, ni libertades democráticas con aquellas que se apropian grupos restringidos para atropellar los derechos de los demás.

Fuerza Social prioriza la incorporación de líderes hombres y mujeres que vienen desarrollando procesos y experiencias de renovación y emprendimiento. Esta apuesta se sustenta en el hecho de que las posibilidades de progreso y desarrollo sostenible del país se basa en la existencia de experiencias de emprendimiento y renovación que miles de actores vienen desarrollando en los aspectos económico, social, político, cultural y de gestión de gobierno, pero de manera dispersa y sin representación política. Las posibilidades del progreso con equidad y de justicia social para la amplias mayorías en el Perú sólo puede lograrse potenciando la labor de actores y organizaciones que vienen desarrollando estas experiencias, promoviendo que sus propuestas se conviertan en políticas de Estado y que sus impulsores participen en las decisiones políticas y en la gestión pública. Las organizaciones y líderes emprendedores e innovadores deben encontrar en Fuerza Social el lugar en donde poder potenciar sus capacidades, defender sus derechos, difundir y fortalecer sus organizaciones, sistematizar sus experiencias, convertir sus propuestas en políticas de Estado y organizarse políticamente. La apuesta es que los emprendedores e innovadores de las distintas regiones del país se organicen políticamente en Fuerza Social, participen de manera decisiva en su construcción y sea el canal de ejercicio de su ciudadanía y de gestión de gobierno. Este es un sello ya característico desde nuestra fundación, pues las fuerzas concurrentes aglutinamos a una gran cantidad de emprendedores e innovadores en diversos aspectos de la vida social y cultural regional y nacional. Esa es su novedad y característica innovadora que debemos potenciar.

Las organizaciones políticas fundadoras de Fuerza Social han ejercido y vienen ejerciendo responsabilidades de gobierno en algunas regiones, provincias y distritos del país y tienen claro su obligación de realizar gestiones de buen gobierno; es decir, eficientes, eficaces, participativas y transparentes, como ejemplo de su futura gestión de gobierno nacional. En este aspecto, reconocemos la importancia que los partidosregionales institucionalicen espacios y organismos de conducción política; creen espacios para un intercambio y sistematización de experiencias de sus gestiones de gobierno; y permitan con dichas propuestas orientar y articular la labor de gestión de gobierno actual y futura de Fuerza Social en todo el país. De igual manera, consideramos necesario establecer los criterios de una relación adecuada entre el Partido, la gestión de gobierno y los funcionarios públicos, que superen las prácticas de los partidos tradicionales de copamiento y sectarismo en el nombramiento de funcionarios, así como de la falta de transparencia. Un valioso capital de Fuerza Social es que cuenta con dirigentes y militantes con experiencia reciente de gestión de gobierno y con capacidad de diseñar y conducir políticas públicas de manera eficiente, democrática y descentralizada, y con capacidad de articularse para un trabajo colectivo de buen gobierno de proyección regional y nacional.

La concepción de la política y el programa para el país que propone el Partido Descentralista Fuerza Social se resume en un nuevo contrato social, una nueva idea del territorio nacional y la regionalización, una nueva relación con la naturaleza, un nuevo papel para la educación y el conocimiento, una nueva visión de la cultura, una nueva manera de enfrentar la globalización, una nueva relación entre géneros, una nueva concepción de la seguridad, una nueva relación con el poder, y en nuevas estrategias y políticas.

Un nuevo contrato social

El Partido Descentralista Fuerza Social propone un nuevo contrato social para articular una nueva vinculación entre el Estado, las empresas privadas, los trabajadores, las organizaciones sociales y la ciudadanía. El mercado ha demostrado ser un mecanismo eficiente para asignar recursos y promover el crecimiento, por lo que debe jugar el papel central en la vida económica de nuestro país. Sin embargo, éste no puede funcionar adecuadamente sin una infraestructura jurídica y de regulación clara e imparcial, que garantice la libre iniciativa y corrija las fallas del mercado. Para esto es necesaria la participación organizada de la ciudadanía, la existencia de instituciones respetadas por todos los actores económicos y sociales, y la garantía de que todos los ciudadanos tengan las mismas oportunidades de acceder a los beneficios potenciales del libre mercado —condiciones que sólo puede promover un Estado eficiente y legítimo, con el apoyo de una sociedad civil vigorosa y activa.

El mercado juega un papel central en la creación de riqueza pero es sólo un instrumento que debe estar al servicio de toda la sociedad. El mercado no puede por sí solo reducir las desigualdades ni promover la equidad. Para esta tarea se requiere de un Estado que desarrolle la infraestructura social y productiva, garantice la provisión de servicios sociales de calidad, promueva la generación oportunidades de trabajo para todos y asegure el respeto de las leyes. Los instrumentos principales para la acción estatal son un sistema tributario eficiente y equitativo, y la provisión de bienes públicos. A su vez, esto exige un sector público eficiente, transparente y capaz de adaptarse a las cambiantes circunstancias del desarrollo peruano. En este nuevo contrato social el sector privado tiene la responsabilidad, no sólo de liderar el crecimiento económico, ampliar las oportunidades de empleo y cumplir con sus obligaciones tributarias y legales, sino también de contribuir directamente al desarrollo de la comunidad mediante iniciativas de responsabilidad social. Por su parte, las organizaciones de la sociedad deben vigilar el comportamiento del Estado y del sector privado para desterrar la corrupción, participar activamente en la provisión de servicios sociales básicos y la difusión de conocimientos, y promover los derechos humanos y el ejercicio responsable de las libertades a que tenemos derecho todos los peruanos y peruanas. Esto exige nuevas relaciones sociales, basadas en el rechazo a la manipulación, el respeto mutuo y la sensatez.

Una nueva moral basada en la solidaridad y reciprocidad

Una nueva moral basada en la solidaridad y reciprocidad, que incorpora el cumplir con lo que se promete y predicar con el ejemplo, debe ser una práctica permanente en Fuerza Social, Esta nueva moral es fruto de la sistematización de la experiencia vivida, del aprendizaje de las mejores tradiciones de nuestra historia milenaria que perviven y son práctica de importantes sectores sociales, y también de los pueblos hermanos del mundo. Esta es la piedra angular de su construcción como expresión de la refundación de la política y de la representación política. Fuerza Social tiene militantes y dirigentes con un estilo de desprendimiento y actuación transparente que está generando importantes niveles de confianza interna, y que permite procesar las diferencias para construir y lograr consensos en un ambiente sano, positivo y agradable. Este es un aspecto importante e indispensable a seguir cultivando como parte de nuestra identidad política renovadora.

Una nueva idea del territorio nacional y de la regionalización

El Partido Descentralista Fuerza Social propone una nueva concepción del uso de nuestro territorio nacional, de la descentralización y de la regionalización. Los peruanos y peruanas habitamos un vasto, diverso y complejo espacio geográfico, que hace inviable un manejo centralizado de las actividades locales y regionales, y que requiere de capacidad de decisión autónoma de las autoridades políticas en esos ámbitos. Una regionalización exitosa disminuirá las diferencias existentes en el acceso a los servicios sociales básicos, sobre todo para los más pobres; una regionalización fallida acentuaría estas desigualdades.

Esta nueva concepción de la regionalización y la descentralización apunta hacia la creación de economías regionales y locales viables, que no dependan sólo de transferencias del gobierno central, sino que sean capaces de generar, ahorrar e invertir sus propios recursos. Para la mayoría de las regiones existentes este es un objetivo difícil de lograr; lo que hace necesario consolidarlas mediante fusiones voluntarias apoyadas con incentivos y que podrían implicar la reubicación de municipios provinciales. La creación de economías regionales viables requiere de procesos de planificación estratégica participativa para identificar potencialidades y necesidades, así como para orientar la ejecución de proyectos de inversión pública y privada en infraestructura física, social y productiva. Requiere también de ciudades intermedias dinámicas y capaces de proveer servicios a las regiones en forma eficiente y equitativa, y de redes de infraestructura vial, energética y de telecomunicaciones que vinculen a estas regiones entre sí para multiplicar oportunidades y reforzar el sentido de identidad nacional.

Pero no se trata solo de reasignar competencias, recursos y funciones, o de crear economías regionales viables. La nueva idea del uso del territorio y la regionalización plantea una manera distinta de emprender el desarrollo del Perú. Lejos de ser un proceso que emana de la capital y se extiende hacia el resto del país, éste debe iniciarse simultáneamente en una multiplicidad de espacios geográficos diseminados por todo el territorio nacional. Partiendo de sus propias condiciones específicas, cada uno de ellos —incluyendo el área de Lima metropolitana— deberá ofrecer su propia visión del desarrollo nacional en conjunto.

Una nueva relación con la naturaleza

El Partido Descentralista Fuerza Social propone una nueva relación con la naturaleza y el medio ambiente, basada en la conservación y uso sustentable de nuestros recursos naturales, la protección de nuestra biodiversidad, un desarrollo sostenible de las industrias extractivas, la reducción la contaminación y la participación ciudadana en la protección ambiental. A su vez, esto requiere de inversiones en ciencia y tecnología, una recuperación de nuestros conocimientos y prácticas ancestrales, y un cambio en la estructura de nuestro sistema productivo para agregar mayor valor a nuestros recursos naturales.

El Partido Descentralista Fuerza Social propone integrar desde el primer momento las consideraciones ambientales en las estrategias y políticas de desarrollo, de manera de minimizar la falsa contraposición entre crecimiento económico y progreso social por un lado, y protección del medio ambiente por otro. El uso sustentable de los recursos naturales tiene particular importancia para el desarrollo de muchas zonas relativamente distantes de los principales centros poblados, muchas de las cuales cuentan con una importante dotación de recursos renovables que deben ser manejados cuidadosamente. En forma similar, otras zonas del interior del país poseen recursos minerales y energéticos, cuya explotación debe minimizar las consecuencias ambientales negativas, sobre todo aquellas que afectan directamente a la población. nueva relación con la naturaleza está íntimamente vinculada al nuevo contrato social y a la nueva concepción del territorio nacional que proponemos, ya que el uso sustentable de los recursos naturales y la protección del medio ambiente, así como la regionalización y la descentralización, exigen la participación concertada del sector público, el sector privado, las organizaciones de la sociedad civil y la ciudadanía en general.

Un nuevo papel para la educación y el conocimiento

El Partido Descentralista Fuerza Social le dará la más alta prioridad a la educación y a la generación y utilización de conocimientos. Promoveremos un acuerdo entre los representantes de las fuerzas políticas, los padres de familia, los maestros, los empresarios privados, y las organizaciones sociales, para renovar el sistema educativo en forma gradual y sostenida. Proponemos que este proceso de renovación empiece por la educación inicial, asegurando que las niñas y niños en todo el país estén bien cuidados, tengan una nutrición adecuada y reciban la estimulación temprana que les permitirá desarrollar sus capacidades al máximo, buscando evitar los efectos negativos que generan la desintegración familiar, el trabajo infantil y el desamparo. La educación debe poner énfasis en formar ciudadanos plenamente conscientes de sus deberes y derechos, y en el papel central de la familia como unidad básica de la sociedad.

Paralelamente, el Partido Descentralista Fuerza Social propone una reestructuración del sistema de educación superior con el objetivo de aumentar la calidad de la educación técnica y universitaria, racionalizar el uso de los recursos públicos, y promover la investigación científica y tecnológica. Crearemos un fondo para financiar proyectos de investigación en las instituciones académicas y otro para promover la innovación en las empresas. El futuro de nuestro país requiere de por lo menos dos decenios de esfuerzos vigorosos y sostenidos para establecer y consolidar capacidades en ciencia y tecnología, incluyendo la recuperación del conocimiento y las tecnologías tradicionales. En especial, se dará prioridad a las ciencias biológicas, las tecnologías de la información, las ciencias de la producción, la economía y a la generación de conocimientos.

Una nueva visión de la cultura y de la sociedad

El Partido Descentralista Fuerza Social considera que en nuestro país tenemos diversas herencias culturales que debemos reconocer y valorar, y que éstas juegan un papel central en la reafirmación de la identidad nacional. Nuestra identidad nacional debe construirse a partir de la convivencia de diferentes formas culturales que se entrecruzan y potencian mutuamente. En este proceso es necesario valorar y reconocer de manera especial los aportes de nuestras comunidades campesinas y nativas, esforzándonos por incluir el acervo cultural de las etnias quechua, aymara y amazónicas, como parte integral de nuestra herencia cultural.

La reivindicación de nuestra diversidad debe constituir el eje central de la construcción de la identidad y el orgullo nacional, y también de la construcción de una apreciación compartida e integrada de nuestra historia y de nuestro futuro. El Estado, en su rol de garante de la equidad tiene la obligación de atender el acceso de todos a la representación simbólica, por lo tanto debe promover la información, investigación, recuperación y difusión de la diversidad cultural y natural. El Estado debe coadyuvar a la generación de la integración y la identidad nacional, a partir de nuestra diversidad natural y cultural.

En el Partido Descentralista Fuerza Social creemos que debemos avanzar hacia una sociedad en donde todos los peruanos y las peruanas seamos iguales, no sólo en la formalidad de nuestras leyes, sino también en la realidad cotidiana y en el ejercicio de las políticas públicas. Cada uno y una de nosotros tiene el derecho de planificar y realizar sus propias opciones de vida y de familia de manera libre e informada.

Promovemos el respeto y la tolerancia como valores esenciales para reafirmar nuestra identidad cultural plural, integrada y en continuo despliegue.

Una nueva manera de enfrentar la globalización

El Partido Descentralista Fuerza Social propone adoptar una nueva estrategia de inserción en el contexto internacional, que abarque múltiples dimensiones (comercio, finanzas, democratización, población, migraciones, recursos naturales, medio ambiente, cultura, ciencia, tecnología), y cuyo objetivo central sea ampliar las posibilidades colectivas e individuales de todos los peruanos y peruanas. Debemos identificar las áreas en que el Perú puede ejercer un liderazgo regional, hemisférico y aún global, y ejercerlo en forma decidida para obtener ventajas y concesiones en otros campos en que estamos en aparente desventaja. El papel del sector privado, y en particular el de las pequeñas, medianas y gran empresas que apuestan por el desarrollo de nuestro país, es clave en este proceso de multiplicar opciones y aprovechas las oportunidades que ofrece el nuevo entorno internacional.

Para insertarnos eficazmente en el nuevo contexto internacional de la globalización es imperativo fortalecer el tejido social, económico e institucional de nuestro país. Tomando este fortalecimiento como punto de partida, es necesario formar alianzas con otros países de la región latinoamericana, desarrollando acciones conjuntas en el marco de la Comunidad Andina, el MERCOSUR, el Grupo de Río y de acuerdos bilaterales. Al mismo tiempo, debemos proyectar nuestras vinculaciones comerciales con los países hemisferio americano, la Cuenca del Pacífico y la Unión Europea.

Una nueva relación entre géneros

El Partido Descentralista Fuerza Social reconoce y promueve el derecho a una vida digna y a un desarrollo humano pleno de todas las peruanas y los peruanos exige desterrar la inequidad, discriminación y violencia de género en nuestra sociedad.

Apoyaremos en nuestra práctica cotidiana la lucha por la equidad de género y el respeto a nuestra diversidad sexual. Impulsaremos programas de sensibilización y educación en los hogares, escuelas y a través de los medios de comunicación masiva.

Diseñaremos y pondremos en práctica políticas públicas que generen igualdad de oportunidades para la realización personal, promuevan una relación democrática y equitativa entre hombres y mujeres, y penalicen toda forma de discriminación de género u orientación sexual. La solidaridad, el respeto mutuo y el reconocimiento del valor de cada persona en la familia y la comunidad son fundamentales para las niñas y los niños crezcan en un ambiente adecuado, reafirmen su autoestima y tengan confianza en el futuro.

En la construcción de Fuerza Social se reconoce la importancia de la equidad de género en la práctica política y la organización partidaria. La inclusión social y la equidad de género no son solo propuestas programáticas centrales para lograr un nuevo país de igualdad de oportunidades, solidario y de vida digna para todos y todas, sino que debe además debe ser una práctica de gestiones de buen gobierno, una política y práctica de construcción partidaria.

Una nueva concepción de seguridad nacional y ciudadana

El Partido Descentralista Fuerza Social postula una nueva concepción deseguridad nacional y ciudadana, que abarca desde la defensa frente a amenazas externas e internas vinculadas a los conflictos violentos, hasta garantizar la seguridad personal de las ciudadanas y los ciudadanos. El concepto de seguridad nacional ha ido adquiriendo una serie de nuevas facetas, incluyendo a la seguridad económica, alimentaria, financiera, energética y ambiental, debido a las nuevas formas de vulnerabilidad que generan la un contexto internacional turbulento y la globalización.

Garantizar la seguridad en todos sus niveles es una tarea de la sociedad en conjunto y no solo de militares y policías. La lucha contra el terrorismo demostró la importancia de la acción conjunta de la fuerza armada, la policía nacional, las rondas campesinas, los serenazgos, las organizaciones vecinales, las empresas privadas y las comunidades organizadas. Otros aspectos de una concepción ampliada de seguridad se refieren a la lucha contra la delincuencia y el narcotráfico, al impacto de los desastres naturales, al respeto a los derechos humanos de todos los peruanos y peruanas, y a la prevención de la violencia familiar.

El Partido Descentralista Fuerza Social postula una concepción integral de seguridad, que implica el diseño de políticas y estrategias por las autoridades legítimamente elegidas desde el ámbito local hasta el nacional. En la puesta en práctica de estas políticas y estrategias las Fuerzas Armadas juegan el papel central en el frente externo, la Policía Nacional tiene la principal responsabilidad en el frente interno, y una amplia gama de entidades públicas, privadas y sociales tienen la responsabilidad conjunta por la seguridad ciudadana, la protección frente a los desastres naturales y la erradicación de la violencia personal.

Una nueva relación con el poder

El Partido Descentralista Fuerza Social aspira a gobernar en forma distinta a la que hemos estado acostumbrados en el país. Para nosotros el poder no es un botín que se captura, sino un encargo temporal al que se accede por voluntad soberana del pueblo. La nueva relación con el poder se basa en el reconocimiento de que éste emana de la soberanía del pueblo, al cual los gobernantes deben servir y ante el cual están obligados a rendir cuentas. Este reconocimiento es el fundamento del ejercicio democrático del poder; implica un respeto irrestricto a la Constitución y a la institucionalidad democrática, el establecimiento de mecanismos para la participación organizada de la población en la toma de decisiones sobre asuntos públicos, el comportamiento transparente y ético de quienes han recibido el mandato popular, y la rendición periódica de cuentas a la ciudadanía. Además de rechazar tajantemente el uso del poder político para fines personales o partidarios, esta nueva relación con el poder implica no hipotecar las decisiones gubernamentales y las políticas públicas a intereses particulares, ni ceder ante las presiones de quienes detentan el poder económico o recurren a la violencia para imponer sus puntos de vista y distorsionar la voluntad popular. En un gobierno del Partido Descentralista Fuerza Social ningún grupo de presión obtendrá beneficios indebidos a costa de la prosperidad y el bienestar de todos los peruanos y las peruanas. Nuestro partido forma a sus militantes para que se relacionen de manera profundamente democrática con las instancias de poder político, y para que se desempeñen en las tareas de gobierno —desde el ámbito local hasta el nacional— con eficiencia, transparencia, responsabilidad y sentido ético.

Nuevas estrategias y políticas pero sin empezar de cero

Todo lo nuevo que propone el Partido Descentralista Fuerza Social no significa empezar de cero ni descartar los avances logrados por anteriores gestiones y por la ciudadanía. Debemos liberarnos del pernicioso hábito que hace que cada gobierno quiera empezar de cero en su gestión. A diferencia de otras organizaciones políticas, el Partido Descentralista Fuerza Social cuenta con un gran número de cuadros profesionales y técnicos en una variedad de campos y disciplinas, con amplia experiencia en nuestro país y en el exterior, y muchos de ellos ocupan o han ocupado cargos importantes en organizaciones sociales y en el sector público nacional, regional y local.

Formaremos gobiernos cuya ideología y actuación expresarán una concepción equilibrada de la política y la economía, y en la que ambas están subordinadas a una concepción ética de servicio al bien común. Respetaremos y perfeccionaremos la función pública y entendemos la democracia como el ejercicio transparente del gobierno y del poder político. Aprovecharemos la creatividad, el ingenio y el empeño de muchísimos peruanos y peruanas que pueden y deben contribuir al desarrollo de nuestro país.

Por estas razones, el Partido Descentralista Fuerza Social es una escuela de civismo y ciudadanía; nuestros militantes son profesionales del desarrollo en sus ámbitos de acción, deseosos de compartir sus experiencias y conocimientos.

No imponemos consignas. Proporcionamos información y persuadimos con argumentos, transmitimos valores y sentido ético, estimulamos el debate interno y la crítica constructiva, y fomentamos la iniciativa individual y colectiva en el marco de un compromiso solidario con el futuro de nuestro país. Respetamos la opinión individual expresada mediante la disensión pública y el ejercicio permanente de la crítica interna, pero aceptamos que la disciplina partidaria es esencial para el ejercicio coherente de las responsabilidades de gobierno.

Una nueva organización política al servicio del país

El Partido Descentralista Fuerza Social es una organización política que tiene como objetivo el servicio a la sociedad, el logro del bien común y la realización del interés público. Consideramos necesario institucionalizar un sistema sólido de partidos, y en la medida de lo necesario y por el interés nacional, estableceremos alianzas con partidos y movimientos con objetivos y conductas políticas afines. Mantendremos una activa vinculación con las organizaciones de la sociedad civil, buscando canalizar sus demandas y articulándolas en el marco de los planteamientos políticos y al programa de gobierno de nuestro partido.

El Partido Descentralista Fuerza Social aspira a incorporar como militantes a un vasto conjunto de ciudadanos que expresen la extraordinaria diversidad de nuestro país, que estén al tanto de las necesidades de los peruanos y peruanas en todos los ámbitos de la vida nacional, que articulen y transmitan estas demandas y que colaboren a generar las repuestas para atenderlas. El Partido Descentralista Fuerza Social apuesta por una concepción social de la democracia, en la cual la equidad y la solidaridad juegan un papel central, y por lo tanto podría ser caracterizado, usando términos convencionales, como una organización política de centro-izquierda.

Por esta razón hemos constituido una organización nacional descentralizada que opera como una red de comités territoriales con autonomía de acuerdo a los Estatutos del partido, y articuladas sobre la base de tesis políticas y programáticas comunes, principios éticos compartidos y procedimientos operativos similares. En todos los niveles de decisión los militantes participan en igualdad de condiciones conforme a las normas establecidas en los estatutos. Las instancias territoriales cuentan con dirigentes y autoridades elegidos democráticamente. El Presidente y vicepresidentes del partido, los miembros de la Dirección Nacional y del Comité Ejecutivo, y los dirigentes en los diferentes niveles de la organización partidaria rinden cuentas ante los militantes del partido a través de informes periódicos y en instancias tales como las asambleas territoriales.

Las actividades de la organización se financian principalmente con el aporte de las cuotas de los afiliados que son fijadas por los comités territoriales, de acuerdo a las indicaciones de la Dirección Nacional. Estos recursos se complementan con aportes especiales de los miembros y simpatizantes, siempre y cuando se realicen de manera transparente y sin condiciones.

El Partido Descentralista Fuerza Social es un partido nuevo. Por lo tanto, su estructura organizativa, normas de funcionamiento y procedimientos operativos se irán adaptando y modificando en la medida que lo exijan las circunstancias y el proceso de aprendizaje institucional, pero permaneciendo fieles a los principios fundamentales que animan nuestra organización.