Condena al golpe de estado ocurrido en Venezuela

El Partido Descentralista Fuerza Social condena y rechaza enérgicamente el arrebato de los poderes e inmunidad de la Asamblea Nacional de la República Bolivariana de Venezuela, lo que sin dudas constituye un atropello ominoso a la democracia en el hermano país. Esta acción de ataque frontal a la democracia, que implica la sustitución del Congreso por un Poder Judicial dominado y sojuzgado por el Gobierno de Nicolás Maduro, constituye el golpe más artero a la institucionalidad precaria del país hermano. Esta acción temeraria y profundamente violatoria de la democracia y el Estado de Derecho marca un antes y un después en la relación del Gobierno autocrático instalado en el poder y la sociedad venezolana así como con la comunidad internacional.

Fuerza Social,  que se identifica como un Partido de Izquierda, que defiende los derechos de todos los ciudadanos y, en particular, de los más vulnerables y desprotegidos repudia esta acción que realiza un Gobierno que diciéndose de Izquierda lo que hace es pisotear y mancillar el derecho más elemental en las democracias: el derecho que emerge de la voluntad popular. Los venezolanos votaron por la actual Asamblea Nacional y esto no puede ser desconocido mediante la prepotencia, el uso de la fuerza y el control dictatorial de las instituciones tutelares de la Nación. Un gobierno de izquierda democrática no restringe ni  vulnera los derechos de las mayorías. El pueblo venezolano ahora se ve precarizado  no solamente por la aguda crisis de la economía, sino también por la conculcación de las más esenciales libertades democráticas.

Instamos a la Organización de los estados Americanos (OEA) a aplicar al Gobierno Venezolano las diversas medidas de la Carta Democrática. Nuestro país en la década de los años noventa, bajo  el fujimorismo -que hoy cínicamente cuestiona el Golpe venezolano- también sufrió estos atropellos que esconden el interés de perpetuarse en el poder y  ocultar la gigantesca corrupción en detrimento de los intereses sociales y económicos del pueblo venezolano. La salida debe ser democrática y que las fuerzas más recalcitrantes de la oposición no conviertan esta crisis en una situación peor que la actual.

Nos solidarizamos con el pueblo de Venezuela y estamos seguros de que la ciudadanía, con el apoyo de la comunidad internacional,  hará retroceder al gobierno de Maduro y a sus medidas contrarias a la democracia y atentatorias contra los derechos humanos,  sociales,  políticos y económicos de los hermanos venezolanos.

¡Solidaridad internacional con los hermanos de nuestro país hermano!

 

Lima 31 de marzo de 2017

Comité Ejecutivo Nacional
Partido Descentralista Fuerza Social

Anuncios