EN FAVOR DE LA MORAL DE LA NACIÓN, EN REPUDIO A LA CORRUPCIÓN

FS

El Partido Descentralista Fuerza Social condena y lamenta los actos de corrupción que se vienen descubriendo y que involucran a las más altas autoridades de diversos Gobiernos que ejercieron el poder después de la dictadura fujimorista, en donde se estructuró, desde el Estado,  un andamiaje corrupto que gobernó el país. Asimismo, nuestro Partido exige a las autoridades competentes como el Poder Judicial y el Ministerio Público que sean inflexibles con estos actos de vesanía cometidos por aquellos que se irrogaban calidad moral lo cual los descalifica doblemente. Instamos al Congreso de la República a dejar trabajar con autonomía a estas instituciones del Estado Peruano.

Esta aciaga situación que atraviesa nuestra patria demuestra palmariamente que el mercado no se regula solo y que los mecanismos de control eficientes e independientes del Poder son necesarios para mitigar o desincentivar acciones de corrupción en cualquiera de los niveles del Estado. Asimismo se debe tomar conciencia que los intereses privados están sujetos al interés Público y que las empresa privadas en el Perú que hayan participado en actos de corrupción deben ser sancionadas de manera ejemplar para dar signos claros que el Estado Peruano, que representa los intereses del pueblo, es digno y ejerce soberanía frente a los intereses particulares que únicamente ven en la utilidad el incentivo de sus actividades.

Nos indigna profundamente que la transición democrática que se inició con el Dr. Valentín Paniagua se haya enturbiado con los actos de latrocinio al erario nacional. Esto es una demostración más que el crecimiento económico debe estar supeditado a la conformación de instituciones republicanas sólidas y no al revés, en donde el crecimiento económico se ha convertido en un fin en sí mismo pero sin un correlato institucional que evite este tipo de atentados contra la Nación.

Somos conscientes de la gravedad de la situación y del peligro para nuestra Patria pues son en estos momentos en donde los radicalismos de izquierda o de derecha encuentran mayor ocasión para desplegar sus acciones ante la anomia y la ausencia de un rumbo claro de los destinos del país. Sin embargo también encontramos en esta oscura etapa de la patria la posibilidad de convocar a los hombres y mujeres de buena voluntad, de todas las tendencias democráticas en donde la decencia sea un valor incontrovertible, a unirse al llamamiento de la Nación que requiere de la presencia de sus mejores hijos para participar activamente en la Política y no dejar ésta en manos de improvisados y mercaderes o usurpadores del Gobierno de las mayorías.

Nos aunamos con firmeza al llamamiento de los Partidos, gremios, colectivos, asociaciones, que aún creen en el futuro de la Nación y en la idea que el Perú no solamente es un problema sino una inmensa posibilidad, a la marcha de este jueves 16 de febrero de 2017 en defensa de la integridad moral de nuestro país y para que el flagelo de la corrupción sepa que hay un pueblo atento que no la dejará gobernar, desde el Estado, a un pueblo que sí aprende  de su historia.

Lima, 15 de febrero de 2017

Comité Ejecutivo Nacional
Partido Descentralista Fuerza Social

Anuncios