Pronunciamiento del Partido Descentralista Fuerza Social frente al proyecto Tía María y los sucesos en Islay

download 40 x 40

El Partido Descentralista Fuerza Social se dirige a las autoridades del gobierno y a la opinión pública nacional para expresar lo siguiente:

  1. La movilización y resistencia de los agricultores del Valle de Tambo en Arequipa y de los pobladores y autoridades de los distritos aledaños en la provincia de Islay, responde a su legítima preocupación por el impacto del proyecto minero Tía María sobre el ambiente y la posible contaminación de aguas, aire y suelos agrícolas en uno de los valles importantes de la costa sur del país. Hay que recordar que los especialistas de Naciones Unidas (UNOPS) formularon más de 130 observaciones al Estudio de Impacto Ambiental anterior presentado para justificar el proyecto minero Tía María.
  2. El temor de los agricultores de Tambo respecto de los posibles daños ambientales sobre esas tierras, que son sus medios de vida y la base principal de producción de alimentos para la región, adquiere mayor sustento si se tiene en cuenta los negativos antecedentes de la empresa Southern, dueña del proyecto Tía María, y cuya historia de abusos y depredación ambiental en los valles de Moquegua, provocada por sus otras actividades de minería y fundición es ampliamente conocida en la región y el país.
  3. La reacción del gobierno, además de tardía, se ha basado una vez más en el error de atribuir el conflicto a una conspiración de “azuzadores” anti-mineros, desconociendo la posible legitimidad y justicia de las demandas planteadas; y convocando a “mesas de diálogo” que hasta hoy solo han mostrado su ineficacia, por la absoluta falta de confianza que inspiran las autoridades del gobierno y los voceros de la empresa Southern.
  4. En adición, el gobierno se ha mostrado incapaz de controlar los desbordes represivos de la policía que ya han cobrado una víctima mortal y varios heridos por el uso ilegal de armas de fuego contra los pobladores, además de las burdas maniobras de provocar y “sembrar” armas entre los manifestantes para luego acusarlos de promotores de la violencia. Un medio de prensa fue cómplice de esta maniobra haciendo en este caso de su actividad periodística “el más vil de los oficios”.
  5. Frente a la gravedad de la situación planteada y dado el riesgo de que el conflicto escale a mayores niveles de violencia, Fuerza Social demanda:
  •  La mayor transparencia e imparcialidad del gobierno frente a las distintas posiciones expresadas en el conflicto. Ello supone en lo inmediato someter el nuevo Estudio de Impacto Ambiental a la revisión y evaluación de un organismo independiente que ofrezca garantías de objetividad a todas las partes (puede ser el mismo UNOPS) con el fin de determinar si efectivamente se han levantado todas las observaciones de fondo formuladas el estudio inicial. Los resultados de esa evaluación serán fundamentales para una decisión respecto al futuro del proyecto. Esta actitud es indispensable para restablecer la confianza frente a agricultores y pobladores del Valle de Tambo.
  • El cese de la represión y persecución contra los dirigentes de las movilizaciones; destitución y sanción de los mandos policiales responsables de la desmedida y contraproducente represión ejercida en el valle y de las maniobras provocadoras contra los manifestantes.
  • El restablecimiento del diálogo sobre la base de la transparencia e imparcialidad del gobierno. Orientar las mesas de diálogo a la conformación de un Consejo de Desarrollo de la Provincia de Islay, integrado por representantes legítimos de los agricultores y pobladores, autoridades locales y del gobierno regional, así como representantes de los ministerios y entidades del gobierno nacional. Este Consejo deberá encargarse de formular un plan debidamente financiado que atienda efectivamente las demandas planteadas por la población respecto de educación, salud, infraestructura, seguridad ciudadana y promoción productiva.

26 de abril de 2015

Comisión Política

Partido Descentralista Fuerza Social

Anuncios