ANTE LA CAPTURA DE “ARTEMIO”

 download 40 x 40

  1.  El PDFS expresa su felicitación y respaldo a la policía, las fuerzas armadas y al gobierno del Presidente Humala por la captura del jefe terrorista Artemio, y subraya especialmente que se haya dado con pleno respeto de los derechos humanos, mostrando así la superioridad moral de la democracia sobre los grupos que usan la violencia para acceder al poder político. FS exhorta al gobierno y a todas las fuerzas democráticas del país a redoblar la lucha contra el terrorismo aliado del narcotráfico. Toca ahora asestarle a estas fuerzas enemigas del país un golpe decisivo en el VRAE.
  2. La batalla contra el terrorismo debe también proseguir en el terreno político e ideológico, mostrándoles sobre todo a los jóvenes que la solución de los grandes problemas del país relativos a la pobreza, la desigualdad y la conservación del ambiente no pasa por la violencia sino por el diálogo y la inclusión de todos los peruanos y peruanas con respeto a sus derechos sociales, económicos, políticos, ambientales y de identidad cultural.
  3. Rechazamos firmemente la violencia, pues esta destruye no sólo vidas humanas irremplazables, sino también las instituciones democráticas y así favorece a los más fuertes, mientras que afecta más duramente a los que menos tienen, creando además un clima que favorece el autoritarismo, la violación de los derechos humanos y la impunidad. La política es incompatible con la violencia, que la contradice en sus métodos y objetivos. La política tiene como fin el ejercicio democrático del poder en beneficio de todos, y resuelve los conflictos mediante el diálogo y la concertación de los distintos intereses que legítimamente existen en la sociedad.
  4. Subrayamos la responsabilidad que le cabe al gobierno nacional de consolidar la pacificación y reconciliación nacional cumpliendo plenamente sus compromisos con el pueblo peruano, llevando a cabo una política de inclusión social que supone no solamente políticas sociales focalizadas, que son urgentes; sino también políticas públicas en la educación, la salud, la seguridad y la administración de justicia, que deben ser accesibles a todos con la calidad necesaria para no perpetuar desigualdades inaceptables; y también el acceso a los ingresos suficientes para la vida de la familia, sea mediante un trabajo con  derechos laborales y un salario digno, o mediante un emprendimiento productivo que cuente con el necesario apoyo técnico y crediticio. Asimismo, el respeto y el uso racional, mediante el diálogo civilizado y democrático,  de los recursos naturales  como el agua, las tierras agrícolas y bosques de los que dependen esencialmente la vida, el trabajo y el bienestar de millones de hogares peruanos sobre todo en el medio rural.
  5. Como bien dijo la Comisión de la Verdad y Reconciliación, “el gran horizonte de la reconciliación nacional es el de la ciudadanía plena para todos los peruanos y peruanas” (Informe Final, Conclusíones n. 170). “La ciudadanía es el derecho a tener derechos y a ejercerlos. La ciudadanía implica el reconocimiento y respeto de la dignidad humana y de la igualdad ante la ley. No puede haber ciudadanía sin el reconocimiento y respeto de las diferencias étnicas, culturales, linguísticas y de género. La ciudadanía está alejada de todo tipo de exclusiones y discriminaciones” (Id., Tomo IX, p. 106).

 

Dirección Nacional del PDFS

 

Lima, 13 de febrero de 2012

Anuncios